sábado, 16 de diciembre de 2017

Adelanto Digital de 'La Mar de Onuba' supera los 500 suscriptores en su primer mes



Más de 500 lectores de Adelanto Digital de La Mar de Onuba se han suscrito ya para recibir las actualizaciones la revista de actualidad, cultura y ocio en sus buzones de correo electrónico y redes sociales. Adelanto Digital de La Mar de Onuba comenzó su andadura el pasado 15 de noviembre con una entrevista exclusiva con el ex cabeza de lista de Ciudadanos, Ruperto Gallardo, quien desveló su intención de concurrir a las elecciones como "número uno" de una candidatura independiente. Desde esa fecha, La Mar de Onuba ha venido sumando suscriptores, que al cierre de esta edición eran 518.

Entre sus contenidos más visitados en su primer mes de existencia, destaca su completa sección Citas de Arte y Cultura y Ocio, una agenda con abundante información sobre eventos, sus objetivos y sus protagonistas, así como enlaces de referencia y contenidos audiovisuales. También La Onuboteca ha recibido una gran acogida por parte de los internautas onubenses. Se trata de una sección que recoge reportajes de actualidad, y recupera los mejores contenidos de la edición impresa de la revista. Entre otros, la reproducción en exclusiva de un curioso manuscrito sobre El Rocío, titulado "Requiebros profanos" y firmado por el Nobel de literatura Jacinto Benavente. Su hallazgo y difusión por parte de La Mar de Onuba tuvo una importante repercusión en prensa nacional e internacional.

Los suscriptores de La Mar de Onuba también muestran preferencias por las entrevistas realizadas por la revista. El Alcalde de Huelva, Gabriel Cruz, el consejero de Medio Ambiente, José Fiscal, el artista Pablo Sycet o el director del Festival de Cine Iberoamericano, Manuel H., Martín, son algunas de las personalidades que han respondido a las preguntas de nuestra publicación.

En cuanto a la cultura, La Mar de Onuba dedica especial interés en sus titulares a novedades editoriales y artísticas, iniciativas de colectivos y artistas de la provincia o afincados en ella, así como a la promoción del deporte desde un prisma alternativo a los tradicionales. Otros contenidos  abundan sobre los activos socioeconómicos y laborales de la provincia de Huelva, organizaciones asistenciales y ONG, profesionales y empresas o redes sociales.

Especial mención, tanto por su calidad como por la buena acogida por parte de los lectores de La Mar de Onuba merece la sección "Mujeres Vivas", que firma la poeta y dramaturga Silvia Díaz, un reivindicación de aquellas onubenses actuales y de nuestro pasado, cuya labor ha supuesto una importante aportación a la cultura de nuestra tierra y a la sociedad en general.

También destaca el importante plantel de firmas han colaborado también con la revista. Entre otros, el decano de los periodistas onubenses, Víctor Márquez Reviriego, el poeta y novelista Juan Cobos Wilkins, la presidenta de Fundación Audiovisual de Andalucía, María José Bayo (una de las 100 mujeres Top Influencers de habla hispana), o el chef estrella onubense Xanty Elías.

OTRAS ACTIVIDADES

Paralelamente, la revista La Mar de Onuba promueve actividades de carácter abierto y gratuito, como la presentación en Huelva (el próximo lunes) del corto Las Altas Aceras, un alegato por la accesibilidad universal del director Javier Polo,  protagonizado por el comunicador y humorista Paco Aguilar, afectado de esclerosis múltiple.

Con anterioridad, La Mar de Onuba ha promovido el debate “El pequeño comercio alza la voz” que tuvo lugar en la Fundación CajaSol, en el que participaron el Concejal de Empleo, Desarrollo Económico y Proyectos del Ayuntamiento de Huelva, Jesús Bueno, y los responsables de las principales asociaciones de comerciantes de Huelva.

Próximamente, está prevista la edición de un libro, en colaboración con el Ayuntamiento de Huelva, que recogerá los deseos incumplidos de persones mayores y el compromisos de niños y niñas onubenses de hacerlos realidad.

domingo, 10 de diciembre de 2017

Borgen son los padres (spoiller navideño)


Creo que no habrá tras el 21D un Govern alternativo sin fuerzas secesionistas al frente. Incluso si estas perdieran la mayoría absoluta, como apuntan algunos sondeos, habrá un gobierno soberanista. Y si los sondeos que se suceden estos días no se equivocan, no habrá repetición de elecciones en Cataluña si ERC, Junts per Catalunya y la CUP suman un escaño más que C’s, PSC y PP.

En ese escenario, solo el no de la CUP a una investidura de Junqueras o Puigdemont -u otros candidatos, bien lo sabe el último-, forzaría la celebración de segundas elecciones. No cabe esperar que sin el voto de la unitat popular, Pablo Iglesias y la alcaldesa de Barcelona dilapiden su menguante crédito electoral en el resto de España apuntalando en la Generalitat a un bloque que se habría roto. Si la CUP no provoca esa quiebra, una prudente abstención de En Comú Podem dejará la llave de la legítima gobernabilidad, otra vez, y aunque sea por mayoría simple, en manos de la fuerza con menor representación en el Parlament. Tras el fiasco de la “república de los cinco segundos”, la más efímera de la Historia del mundo, volver a las urnas por la ruptura del bloque de la ídem, es decir, por culpa de la CUP, solo puede favorecer -en teoría, aunque tampoco creo que mucho- a los partidos constitucionalistas: PSC, PP y el fulgurante C's de Inés Arrimadas. Pero poco cambiaría un eventual corrimiento de votos. Es difícil que el bloque del adiós quiera arriesgar tanto, y parece más plausible que la CUP impida que los soberanistas pierdan el control de las instituciones públicas catalanas si suman, aunque sea uno solo, más escaños. Sin el Govern, el pleno dominio de las subvenciones de la Generalitat y, sobre todo, el control de la radio televisión pública, el procés podría entrar en letargo indefinido. La CUP no cargará con ese sambenito. No lo hizo en 2015 -aunque amagó- ni lo hará tras el 21D.

Nos encontraríamos con un Govern de corte soberanista sin capacidad de legislar como en esta Legislatura abruptamente disuelta por el 155. Si tenemos que creer a Iglesias y a la propia Colau, el procés siempre podrá continuar, de palabra, en la Ciudadela, pero retrocedería sobre el papel a la mera reivindicación del “derecho a decidir” y el “referéndum pactado”. Difícilmente podría volver el Parlament a embarcarse en leyes de desconexión, consultas ilegales o proclamaciones unilaterales. Ya sabemos que tienen corto recorrido, y acaban poniendo en manos del Estado, o sea, del Partido Popular, el gobierno catalán.

La opción Borgen, con la que sueñan el candidato socialista, Miquel Iceta, y, dicen, también Xavi Domènech, es muy poco probable. Más bien imposible. Incluso en el supuesto de que los no independentistas superaran en escaños a los soberanistas, que Arrimadas o Iceta accedieran a la dignidad de Molt Honorable seguría estando en manos de En Comú Podem. Pero ello obligaría a los morados a sumar sus escaños a los que despectivamente denominan -this season- “bloque monárquico”. Entre ellos el Partido Popular, anatema hoy para los morados como ayer mismo era para el PSOE noesnoísta de Pedro Sánchez. Se rompería toda su estrategia política nacional para convertirse de facto en un “partido tradicional”, parte del sistema. Y sería un milagro que el pacto Iglesias - Colau llegara a las elecciones municipales sin heridas. Ambos dirigentes, Pablo y Ada, ambición pura, sí preferirían volver a las urnas antes que explorar ese camino. Así pues, sin una mayoría absoluta de C’s, PSC y PP, descartada por todos los sondeos y previsiones, no habrá gobierno alternativo al bloque secesionista. Que no esperen a En Comú Podem en esa apuesta.


Es mucho más probable que en una situación in extremis, comunes y podemitas opten por el sí a una investidura soberanista junto a ERC, Junts y CUP (e incluso sin la CUP si se repiten las elecciones), con la advertencia, aunque sea solo pose de cara el electorado del resto de España, de que el Parlament no aprobará con sus votos leyes fuera de la Constitución. No por aprecio a la Carta Magna, sino para no poner de nuevo en riesgo el autogobierno. Iglesias y Colau, puede que también Domènech si le dejan, podrán presumir en Cataluña de haber revertido la presunta anomalía del 155, y devuelto las instituciones catalanas “a los catalanes”. Y salir a la arena electoral española como la formación que, incluso habiendo impedido un Govern unionista, pone límites a las ínfulas secesionistas sin menoscabar la reivindicación del dret a decidir, que Iglesias y compañía están convencidas de que seduce a su electorado nacional. Casa más este funambulismo con el perfil de los morados, que unirse a las tropas parlamentarias castellanas en la reconquista de Cataluña. Y si saben gestionar el discurso, que por qué no, yo a mis cincuenta y un años sigo creyendo en los Reyes Magos, igual puedan rentabilizar la equidistancia, empero demoledora para otros partidos. Pero no soy tan ingenuo. Sí sé que Borgen son los padres, y que los padres, por conciencia o por dinero, siempre defraudan con los regalos de navidad.

miércoles, 15 de noviembre de 2017

La Mar de Onuba o 'emprender' sin remedio en el ocaso laboral de los cincuenta

Os juro que hace solo unos días, no tenía ni idea de cómo hacer una página web. Me he pegado casi cinco años editando diariamente el antiguo Diario Progresista. El último año ejerciendo, además, de redactor jefe. Y escribo / he escrito con cierta asiduidad en diversos digitales nacionales como IrisPress, El Obrero, Diario 16, El Socialista o Publicoscopia. Pero siempre me han dado las "cajitas" ya puestas en su sitio y debidamente customizadas para mis necesidades, exigencias a veces, como responsable editorial. Jamás tuve que preocuparme de saber qué un slide, un plugging o un widget. 

Hasta ahora. 

Llevo meses obcecado en sacar adelante una revista impresa. Soy muy del siglo XX para ciertas cosas. La llamo La Mar de Onuba. Es un proyecto que me ilusiona a nivel profesional, ahora que el mercado laboral, cuando más y mejor sé, ha decidido que a mis 51 años no resulto atractivo como un posible agraciado en una selección para un empleo acorde a mi perfil profesional. Llevo 35 años dedicándome a la producción y la comunicación. Y soy bueno; sé que soy bueno. Me he curtido trabajando para objetivos grandes con muy pocos recursos. Y me he dejado la piel en ello. Si miro atrás, creo que me he currado un buen currículo y tengo motivos para sentirme satisfecho con mi desarrollo profesional. Aún así, y a pesar de que en los últimos meses me han llamado mil veces "estómago agradecido" y "socialista paniaguado", lo cierto es que no tengo trabajo estable, y, a día de hoy, no percibo ingreso alguno con cierta regularidad. Por primera vez en muchos años, subsistir ya no depende solo de mis habilidades profesionales. La necesidad me ha reconvertido en emprendedor. Un emprendedor sin recursos. 

El proyecto La Mar de Onuba creo que promete. Pero es lento. Y exige unas inversiones que, por muy ridículas que puedan parecerles a algunos, reunirlas, para mí, en el siglo de cofidíes y geslycos, suponen un mundo. Así que no tengo más remedio que autoprescribirme mucha paciencia y no perder las ganas de seguir practicando el oficio que tanto me gusta y que tanto años he dedicado en aprender. 

Mientras, el pasado fin de semana he conocido, por fin y no sin cierto esfuerzo hasta poder asimilar que tiene su propia jerga, cómo manejar un editor web. Que manda narices que a estas alturas no supiera. El resultado es 'Adelanto Digital', la versión 2.0 de La Mar de Onuba. Espero que me ayudéis a promoverlo mejor y consolidar ese proyecto editorial más ambicioso que ronda por mi cabeza. Si tengo que autoemplearme, qué mejor que hacerlo en lo que creo que sé hacer. Espero que os guste mi publicación, y que me echéis una manita compartiendo este enlace de acceso en vuestras redes sociales, y/o incluyendo algún comentario, a favor, en contra, con reproches o con sugerencias, en las entradas del site. Os quedaré muy agradecido. De verdad. Como ya lo estoy a quienes, con su tiempo y su firma, ya me han ayudado a que este bajel empiece a navegar. En aguas de bajo calado, aún, pero directo a La Mar... de Onuba.

Y ahora si gustáis, pinchad sobre la imagen y conoced 'Adelanto Digital' de La Mar de Onuba. Ah, y si miráis a vuestra derecha, solo un pelín, en esta misma pantalla, veréis un acceso a mi perfil en Linkedin, por si alguna o alguno lleváis un contrato laboral suelto y no sabéis dónde depositarlo. Me lo pido.