viernes, 23 de febrero de 2018

Lastra “no conocía la noticia”



No había forma peor de terminar la que se puede denominar sin riesgo a error semana horribilis del recién estrenado #nuevoPSOEmásPSOE de Pedro Sánchez. 

El gabinete en la sombra o kompetenzteam de los viernes, una suerte de “encuentro en la cumbre” de los elegidos de la Ejecutiva Federal del PSOE diseñada para poder ofrecer una rueda de prensa coincidiendo con las del Ejecutivo de verdad, el de Rajoy, terminó en esta ocasión con la comparecencia de la número dos del partido Adriana Lastra, quien ofreció un momento de auténtico bochorno a los periodistas que cubrían su comparecencia. 

La noche anterior, un ertzaina falleció de un infarto mientras se producían violentos enfrentamientos entre los malnacidos hooligans que están convirtiendo el fútbol en una afición de riesgo. La muerte del agente de la policía autónoma vasca (Inocencio Arias García, de 50 años y natural de Ermua), abría este viernes todos los periódicos, los digitales y los impresos, y ha protagonizado las tertulias de radio y televisión desde primera hora de la mañana. El propio Pedro Sánchez se hizo eco de la noticia. En un tweet de apoyo a familiares, amigos y compañeros del ertzaina fallecido, exigía a la UEFA medidas urgentes para terminar con tanta violencia en torno al balompié.
La conmoción causada exigía estar a la altura, pero cerrar con tino esta semana maldita parecía mucho exigir a un PSOE que navega desnortado en el infierno. Ya saben aburrido, absurdo y repetitivo. Un partido que "lidera el país desde la Oposición" (Pedro Sánchez dixit) -al punto de contraprogramar al Gobierno para demostrarlo- debía haber dedicado sus primeras palabras, con la más absoluta solemnidad, al policía muerto en acto de servicio. Pero no fue así.

Lastra ejercía de portavoz de turno. El PSOE ha adoptado como estrategia comunicativa cambiar de speaker en cada comparecencia de la dirección federal. Ora Ábalos, ora Carmen Calvo, alguna vez Puente, ora Lastra… como forma de ocultar la que empieza a ser una preocupante carencia de pulso político en el puente de mando del socialismo español. Así, un rostro distinto cada vez recita por soniquete las mismas ideas y frases hechas. Como si cambiar al que habla volviera dar al manido discurso de los #10pactosdePaís carácter de novedad.

Pero no fue así. La única novedad esta vez fue la falta de consideración de la dirección del PSOE. Como ahora veremos, ni siquiera trató en su reunión la tumultuosa noche anterior en Bilbao, con resultado de un funcionario policial muerto. 

Tuvieron que pasar más de diez minutos del conocido monólogo ferraziano para que fuera una de las periodistas la que preguntara a Lastra la opinión del PSOE sobre lo sucedido en la capital vizcaína. Y entonces vino la sorpresa. La de Lastra. A la misma hora en que los agentes de la Ertzaintza celebraban concentraciones de luto en las puertas de sus cuarteles, la vicesecretaria general del PSOE, mano derecha de Pedro Sánchez, asombraba reconociendo ante la atónita prensa que "no conocía la noticia”. 



No es asunto que merezca una simple crítica. Dado que Lastra no aportó ninguna novedad que hubiera surgido de la reunión del gabinete en la sombra, cabe preguntarse, ¿qué diablos estuvieron haciendo Pedro Sánchez y sus ejecutivos de confianza durante la reunión de este viernes? ¿De qué hablaron? ¿De verdad no comentaron el triste y luctuoso suceso de Bilbao? ¿Qué está aportando al futuro de este país que Sánchez presida el otro gobierno cada viernes? Adriana venía bien preparada para responder al asunto Valenciano, y se fajó cómoda despejando el boicot al presidente asturiano Javier Fernández promovido por destacados socialistas del Principado -cuyo comportamiento no condenó-, reduciendo a mera "polémica más artificiosa que otra cosa" la vergonzosa e impropia actitud que los mensajes de WhatsApp publicados han desvelado. A la hora de publicar este post, no hay una sola mención al tema en la página oficial del PSOE; la entrada que resume la rueda de prensa de esta mañana ha eludido reflejar las forzadas palabras de aliento a los familiares de Arias, pronunciadas por Lastra a rebufo de la pregunta que le habían formulado y no traía preparada.

Ayer fui objeto en las redes sociales de -dejémoslo en "airadas"- críticas porque expresé, haciendo uso legítimo de mi libertad de expresión, que, en mi opinión, Pedro Sánchez no da la talla que el PSOE necesita para liderar España. Liderar el PSOE es una cosa, y a la vista de todos está. Yo hablaba de otra. Desde esta mañana, mi opinión es extensiva también a todo el gabinete en la sombra de Sánchez. Algunos me han acusado de no dar un respiro y “no tener piedad” con el líder del PSOE. La piedad cotiza alto. No solo en mi caso.

La rebelión de los pensionistas: Huelva se suma multitudinariamente a la “ola de indignación” que recorre España

Crónica publicada en La Mar de Onuba

Varios miles de pensionistas abarrotan el centro de la capital en defensa de pensiones dignas y garantías asistenciales.

Las calles de toda España han recogido este jueves las protestas masivas de las personas mayores.

Trigueros, Zalamea y Valverde del Camino se suman también al reproche nacional a la ministra Báñez por decir que no han perdido poder adquisitivo.

Huelva. Perico Echevarría.

Los pensionistas españoles han llegado al límite. Así lo han demostrado este jueves en las multitudinarias manifestaciones de protesta que han tenido lugar en 80 localidades y capitales de provincia. Los mayores exigen el mantenimiento sin merma de sus derechos, y garantías de que los pensionistas de hoy y del futuro, que son sus propios hijos y nietos, no tendrán que temer por ello.
En Madrid, donde ha tenido lugar la manifestación más numerosa, los pensionistas han llegado hasta las puertas del Congreso de los Diputados. Una imagen insólita desde que entraron en vigor las leyes aprobadas por el Gobierno del PP durante la Legislatura en la que disfrutaron de una cómoda mayoría absoluta. La de este jueves ha sido una movilización cívica de protesta tan contundente, que, tras unos fugaces forcejeos con la Policía, el Gobierno ha preferido no aplicar la fuerza para ejercer su potestad de impedir el acceso de los manifestantes a la Carrera de San Jerónimo.
En la imagen la protesta ocupando al completo el tramo de Berdigón a Mora Claros en el trayecto hasta la sede provincial de la Seguridad Social.
La masiva rebelión de los jubilados denuncia el deliberado ataque al estado de las pensiones, la congelación premeditada que conlleva la actual revalorización, la pérdida de poder adquisitivo impuesta por la reforma Báñez y la gestión que ha venido haciendo el Gobierno de “la hucha”.
A lo largo y ancho del país los pensionistas han hecho oír su voz y han coincidido en consignas que reivindican “pensiones dignas” y medidas del Gobierno para enmendar la situación. “Vergüenza” ha sido una los lemas más coreados en todas la ciudades.
En Huelva, Trigueros, Zalamea y Valverde del Camino se han concentrando las movilizaciones en la provincia onubense. La capital también ha sido escenario de una salida masiva de jubilados contra el Gobierno. Una multitudinaria y pacífica concentración de mayores, que ha sorprendido al reunir a más de dos mil personas al grito común de pensiones dignas y garantías asistenciales. Una rotunda llamada de atención al Gobierno sobre una indignación que crece cada día, y amenaza con tomar las riendas de la actualidad política.
La movilización de hoy ha sido muy importante”, ha manifestado a La Mar de Onuba Rafael Paladini, uno de los portavoces de la Plataforma Onubense en Defensa de las Pensiones Públicas. “Un primer paso encaminado a resolver los problemas que sufre hoy la población española, también la de Huelva, en el tema de las pensiones y de la Seguridad Social. El primer colectivo afectado por las reformas del PP son los pensionistas de hoy, que ven congeladas sus pensiones por quinto año consecutivo. Pero no se queda solo en ellos. Las medidas del Gobierno afectan también a los pensionistas del futuro, y nuestras exigencias de soluciones y de poner fin a esta incertidumbre también les concierne a ellos”.
Rafael Paladini durante la lectura del manifiesto ante la sede de la Seguridad Social.
Al respecto de estado actual del sistema de pensiones, Paladini cuestiona que esté realmente en peligro. “Esa idea no es nueva. Esa idea se ha intentado extender desde hace más de veinte años o veinticinco años. Y no tiene un sustento científico ni hay evidencias en la realidad de que tenga que ser así. Es una campaña de atemorización de la población para que acepte unas medidas que son claramente atentatorias contra sus derechos. Y que solo beneficia a unos pocos, que son además los que más tienen y menos dependen del sistema de pensiones. Pero es muy lesiva para las condiciones de vida de la mayoría”.
Motivos que este portavoz del colectivo onubense de jubilados y pensionistas considera una razón para mantener la abrumadora movilización que comenzó ayer en España. “Las fuerzas contra las que no enfrentamos son muy poderosas”, dice Paladini. “Tienen un enorme interés y mucho que ganar con las políticas del Gobierno. Muchas de ellas nos las han impuesto y para revertirlas tenemos que acumular una fuerza que sea también muy poderosa. Esto nos obliga a que la ola de indignación se escuche con fuerza hasta conseguir nuestras reivindicaciones. No son exigencias caprichosas. Son derechos que hemos ido ganando y que nos pertenecen”.
Las plataformas de pensionistas consideran que la Seguridad Social, “a pesar de lo que nos dicen en las tertulias, y personas que se presentan como de reconocido prestigio”, sí es sostenible. “El sistema actual de Seguridad Social”, mantiene el portavoz onubense, “depende fundamentalmente del funcionamiento de la economía. Si la economía no funciona la Seguridad Social no cuenta con recursosLa clave está en que la voluntad popular se impongaY lo que decide la voluntad popular hay que defenderlo. Hay que hacer ver a nuestros representantes y a nuestros gobernantes que su principal preocupación debe ser el interés general”.
En ese interés se centra el completo cuadro de reivindicaciones básicas que los jubilados y pensionistas de toda España han consensuado y defendido al unísono este 22 de febrero, primera jornada de un plan de acción sin fecha de finalización. En lo que concierne a los pensionistas “de hoy”, las plataformas reclaman recuperar ya el IPC real como índice de revalorización. También exigen que el Estado compense lo perdido desde que empezaron los recortes en 2011, y que se establezca un mínimo de “pensión digna” de 1.084 euros.
Multitud de pancartas de elaboración casera expresaban la indignación de los pensionistas.
Las manifestaciones de ayer también expresaron el profundo malestar que había provocado esa misma mañana unas declaraciones de la Ministra de Trabajo y Seguridad Social. Fátima Báñez aseguró en Un café con Susanna que la pensión media de los españoles se había había crecido en un 16 % desde que ella ostenta la cartera responsable. “La ministra, como Winston Churchill, solo cree en las encuestas que ella misma ha manipulado”, asegura Rafael Paladini. “Efectivamente ahora hay más pensionistas que se han incorporado al sistema, miles de personas que han disfrutado de una buena vida laboral y han cotizado para recibir las pensiones que les corresponden. Es lo que crea el porcentaje que torticeramente exhibe nuestra paisana  Báñez. Y no es el resultado de las  políticas del Partido Popular, sino la secuencia lógica de la dinámica demográfica. La cuantía de las pensiones responde a lo que establecen las normas de la propia Seguridad Social. Se incorporan nuevos pensionistas con bases de cotización actuales, y fallecen pensionistas con bases reguladoras de hace 20 o 30 años. Es un mero mecanismo estadístico. La realidad es que individualmente, cada pensionista ha perdido una capacidad de compra importante. No es fácil de determinar, porque hay distintos cálculos, pero es superior al 6 o el 7 %, si no más. No es lo que  trata de hacernos creer la ministra”.
Durante la conversación con La Mar de Onuba, iban llegando los titulares de la prensa nacional y local y Paladini se sonreía con las estimaciones de participación realizados por algunos medios, que reducían la masiva participación en Huelva a “unos cientos  de personas”. La plataforma onubense la cifra en varios miles las que se congregaron ayer en Huelva capital. “Les ha faltado añadir ‘levemente enojados con el Gobierno’”, reía resignado Paladini, parafraseando a otro compañero portavoz del colectivo.
Como en el resto de España, en Huelva también se ha leído un manifiesto que enumera las reivindicaciones. Además de las ya expuestas, la plataforma ha reclamado otras para defender “las pensiones de mañana”. La recuperación de los 65 años como edad de jubilación, la Jubilación sin penalización con 40 años cotizados, la recuperación del subsidio para mayores de 52 años y supresión de los nuevos requisitos, y la eliminación de las bases de cotización máximas. Y, sobre todo, una reforma para blindar el pago de pensiones por parte del Estado.
Respecto a la discriminación actual de las mujeres pensionistas, las plataformas han exigido  garantía de permanencia de las pensiones de viudedad dentro del sistema de la Seguridad Social, y la eliminación total de la brecha de género. En cuanto a los aspectos sociales que afectan a los colectivos de personas mayores y dependientes, se pide la eliminación de todo tipo de copagos sanitarios, y la recuperación de todos los derechos en la asistencia sanitaria, así como el “pleno e inmediato funcionamiento de la Ley de Dependencia, y la garantía de suministros básicos: agua, gas, electricidad, teléfono, transporte”.
Las movilizaciones han llevado también a la calle reivindicaciones de los emigrantes retornados, como la modificación del tope mínimo en casos de doble pagador, la homologación de prestaciones a niveles europeos y la asistencia sanitaria a cargo del Sistema Nacional de Salud.
La de este jueves en Huelva, como en el resto de España, ha sido una movilización multitudinaria, y la Plataforma Onubense en Defensa de las Pensiones Públicas ha expresado su satisfacción por su capacidad de convocatoria desde su modesta “organización de jubilados”. “Reunir a tanta gente nos ha costado 38 euros invertidos den Facebook y otros tantos en hacer pasquines informativos. Menos de cien euros en total. Los jubilados y pensionistas onubenses han demostrado que las motivaciones que les une son reales y preocupan a la mayoría del colectivo de personas mayores y dependientes”. “Ahí radica”, concluye Rafael Paladini, “el rotundo éxito de esta primera toma de las calles de toda España”.

miércoles, 21 de febrero de 2018

La oposición de Estado de Pedro Sánchez hace temblar a la derecha bicéfala



Mariano Rajoy podrá terminar la Legislatura si quiere, aunque carezca de Presupuestos Generales del Estado. Sabe que la “paz social” está garantizada porque va a contar con el apoyo de Pedro Sánchez y, a sus órdenes, de los diputados del Grupo Parlamentario Socialista. Lo contaba el pasado sábado el periodista Gabriel Sanz en Voz Pópuli, quien explicaba por qué Sánchez no teme un adelanto electoral en pleno auge demoscópico de Ciudadanos.

La respuesta está en lo que pomposamente denomina Pedro Sánchez oposición de Estado. De forma resumida, esta consiste en que el Gobierno no tenga problemas en sacar adelante, en ausencia de Presupuestos, los asuntos más espinosos. Los que mayor malestar social pueden provocar. Los que pondrían acorralar al Ejecutivo del Partido Popular.

El grupo socialista, adelantaba Sanz, se plantea a este respecto "apoyar la convalidación de los reales decreto que presente el Consejo de Ministros con medidas de urgencia", como el aumento de los anticipos a cuenta a las Comunidades Autónomas para mejorar y garantizar la financiación de los servicios de Educación y Sanidad, la subida de sueldo a los funcionarios o la oferta pública de empleo 2018. No hay duda de que,  una vez asumida esa oposición “de Estado”, si el astuto (o zorro) Montoro propone otras medidas cuyo bloqueo no sería bien recibido por la ciudadanía, el PSOE no podría cargar con la responsabilidad de ser quien las impida. La financiación autonómica  -sobre la que recae la mayoría de las políticas sociales, incluidas sanidad, educación y dependencia- funcionariado y empleo público, es decir, las cuestiones mollares que podrían poner en serios aprietos al Ejecutivo, no serán, pues, un contratiempo para que Mariano Rajoy viva cómodamente en La Moncloa, sin Presupuestos y sin malestar social. Bueno, sí, el de la corrupción. Pero los juicios no van a durar siempre, y los condenados blanquearán a los que ni siquiera han sido acusados.

El Presidente sabe que los datos macroeconómicos y la creación de más (hasta puede que mejor) empleo juegan a su favor, y podrá centrar su estrategia en atacar a Ciudadanos, el verdadero rival de aquí a las elecciones generales. Pedro Sánchez, mientras, podrá liderar una izquierda que, ni siquiera unida, les hace sombra, mientras recibe una y otra vez el letal agradecimiento del Gobierno por no bloquear el día a día de los españoles.

La oposición de Estado de Pedro Sánchez hace temblar a la derecha bicéfala.


MÁS DEL NUEVO PSOE

1.- El PSOE sacó adelante esta semana en el Congreso una propuesta sobre fiscalidad de las bicicletas. Hace unos días otra referente a erradicar la reventa ilegal de entradas de espectáculos deportivos y culturales, que como todo el mundo sabe, es uno de los muchos dramas que asolan España. Hoy mismo, la portavoz Margarita Robles ha apoyado la censura al artista Santiago Sierra en Arco. La semana pasada, Ibán García del Blanco resaltaba que el Congreso de los Diputados "está saturado de otras medidas" y "sería difícil introducir una relativa a la Cultura", por lo que el PSOE llevará el Plan Integral para el Impulso de la Igualdad en el sector al Senado, donde el PP goza de plácida mayoría absoluta.



Al mismo tiempo, los senadores socialistas se abstuvieron en la Cámara Alta en una propuesta de Unidos Podemos que pedía que España se adhiera, por fin, a la Resolución de Naciones Unidas que pide la imprescriptibilidad de los Crímenes de Guerra y de Lesa Humanidad.

2.- En la Asamblea Abierta de Bilbao de este miércoles, Mikel de Barakaldo, pregunta a “mi secretario general cuándo vamos a ver un PSOE republicano en el Congreso”. Respuesta de Sánchez: “Eso te lo dejo para ti, Mikel. Yo me ocupo de Cataluña, lo arreglo, y ya las próximas generaciones os encargáis de lo que queráis”.


3.- Pedro Sánchez encarga a Rubalcaba una conferencia sobre fake news para su ‘Escuela de Gobierno’.

Albert Rivera sueña con ser Macron. Pedro Sánchez lidera el #nuevoPSOEmásPSOE. Rajoy sonríe.

Sic transit gloria socialismi.